Humo, Vapor o Nicotina – ¿Que causa realmente la enfermedad tabáquica? Médicos y científicos tratan los daños del humo del tabaco y aplauden la aprobación por parte de la FDA del primer cigarrillo electrónico.​

● El humo del tabaco combustionado genera unas 7000 sustancias entre las que se encuentran cientos de tóxicos y decenas de carcinógenos. Los Doctores de RELDAT analizan los daños sanitarios que causa el humo del tabaco en la presentación de un webinar con motivo del lanzamiento del capítulo 2 de su libro.
● RELDAT señala la urgente necesidad de reflexionar sobre la diferencia entre consumir nicotina a través del humo y consumirla mediante productos sin combustión. Por ello, aplaude la reciente decisión de la FDA de EU de admitir el primer cigarrillo electrónico como “apropiado para la protección de la salud pública” y señalar su utilidad para dejar de fumar. ​
● Frente a cualquier intento de reinventar el concepto de humo generado por combustión y asemejarlo con el aerosol de los dispositivos electrónicos de liberación de nicotina, doctores y científicos reclaman rigor científico.
14 de octubre de 2021 – Médicos y científicos de la Red Latinoamericana por la Reducción de daños asociados al tabaquismo (RELDAT) han publicado el segundo capítulo de su libro, que forma parte de la extensa investigación de la Red en busca de aportar y clarificar la literatura científica sobre la reducción del daño en Latinoamérica ante la ausencia casi total de la misma en la región.
El portavoz de la Red, el Dr. Diego Verrastro, ha declarado su satisfacción por el trabajo que están haciendo los integrantes de la red en toda la región “Observamos atónitos y con gran preocupación el reciente estudio de la Universidad Rutgers donde se muestra cómo el 80% de los profesionales de la salud que tratan el tabaquismo piensan que la nicotina y no el humo es la causante principal de las enfermedades derivadas del uso de tabaco. Decidimos que era absolutamente necesario clarificar estos conceptos. Latinoamérica se encuentra en un momento crucial en la lucha contra el tabaquismo y es imperativo que las autoridades, los profesionales sanitarios y, especialmente los fumadores, conozcan la evidencia científica sobre cómo el humo del tabaco genera enfermedad y qué lo diferencia de la nicotina”.
En esta investigación los doctores alertan de todas las enfermedades derivadas del tabaquismo, explican cómo se producen y señalan una clara falta de criterio científico en la elaboración de políticas y estrategias de información actuales, que señalan a la nicotina como la causante de la muerte de miles de personas al día. “Hay una clara falta de conciencia sobre lo que se está haciendo cada vez que se atribuye a la nicotina la toxicidad que genera la combustión del tabaco, el Profesor Michael Russell ya en 1976 estableció que “los fumadores fuman por la nicotina, pero mueren por el humo”. “Es urgente reflexionar sobre la posibilidad de que la nicotina, separada del humo y correctamente regulada, sea la solución que buscamos para reducir el número de fumadores usando estrategias de reducción del daño” asegura el Dr. Verrastro.
En concreto, en la presentación de este segundo capítulo, reputados especialistas en neumología, cardiología, genética, medicina interna y física de aerosoles de distintos países latinoamericanos, analizan la composición y efectos biológicos del humo del tabaco y sus consecuencias para la salud, destacando que el humo del tabaco combustionado, que genera unas 7000 sustancias entre las que se encuentran cientos de tóxicos y decenas de carcinógenos, es el causante de la práctica totalidad de las enfermedades y muertes derivadas del tabaquismo.
Frente a los intentos de reinventar conceptos y definiciones, la realidad es que el humo del tabaco no deja de ser un aerosol concentrado de alta complejidad dinámica, química y elevada toxicidad procedente principalmente de los productos de la combustión de materia orgánica. Algo que lo diferencia completamente del generado en dispositivos electrónicos de liberación de nicotina. Aunque ambos tengan esa apariencia de “nube”, éste último presenta un 95% menos de componentes, concentraciones muy inferiores y, pese a no ser en absoluto inocuo, presenta objetivamente una toxicidad muy inferior. La composición y efectos biológicos de ambos son radicalmente distintos.
En este sentido, la FDA de EEUU acaba de reconocer públicamente estas diferencias fundamentales autorizando el primer cigarrillo electrónico como “apropiado para la salud pública” y reconociendo su eficacia en la cesación tabáquica, algo que los Doctores de RELDAT aplauden como un paso positivo, pero aún insuficiente. “La FDA, como institución de prestigio, está siguiendo los pasos de la Reducción de Daños, como ya hacen otros países como Reino Unido, Francia o Nueva Zelanda. Es una noticia muy positiva, pero es urgente y esperamos que en tiempos próximos amplíen el abanico de herramientas disponibles para que los fumadores reduzcan el daño”.
Ante el creciente alarmismo generado por la confusión entre humo, “vapor” y nicotina, RELDAT ha anunciado que el próximo capítulo de su libro, que será publicado en próximos meses, realizará un monográfico completo sobre el papel de la nicotina en el tabaquismo, su toxicidad y efectos biológicos, así como una revisión de la literatura disponible sobre el potencial del uso de la nicotina en políticas de reducción de daños. Por el momento, el webinar del capítulo 2 podrá visionarse a partir del día de hoy en el canal de youtube de la Red.
Sobre RELDAT

RELDAT está conformada por la unión de diversos profesionales que promueven el Concepto de Reducción de Daños por Tabaquismo.  No conforma de ninguna manera una persona o ente moral, por lo que no tiene personalidad jurídica, ni recursos propios, lo que incluye la ausencia de cuenta bancaria.  Cada integrante que participa deberá rendir individualmente la información que corresponda a su desarrollo profesional de manera separada a la Red. RELDAT no percibe aportación económica alguna de las Industrias Tabacalera, cigarrillos electrónicos, farmacéutica, control del tabaco, filantrópica o de cualquier otra índole.

Para más información: www.reldat.org
Share on twitter
Comparte esta entrada en Twitter